Una auditoría presentada hoy por el Área Metropolitana de Barcelona (AMB) asegura que los activos aportados por Agbar en 2012 en la creación de la empresa mixta que suministra el agua a la ciudad y 22 municipios que la rodean (2,9 millones de habitantes) tienen un valor de 130 millones de euros, casi cuatro veces menos que los 476 millones declarados y aceptados en su día por el ente supramunicipal, controlado entonces por CiU y el PSC.

Según el estudio, la sobrevaloración de activos incluye 230 millones de euros en instalaciones ya amortizadas y otros cuyo coste habían asumido en realidad los promotores urbanísticos. Un total de 116 millones más corresponden a equipos de abastecimiento en alta, que no formaba parte del objeto por el que fue creada la empresa mixta. El abastecimiento en alta es el que se ocupa de la captación y potabilización del agua y su traslado hasta los depósitos de cabecera de los municipios.