El laboratorio marino MCTS El Bocal ha dado un paso más como instalación de referencia para las investigaciones relacionadas con el entorno marino. Por primera vez desde su puesta en marcha, la instalación que dirige el Centro Tecnológico CTC acoge un ensayo de sensores. En concreto, se trata de una investigación que pretende demostrar el correcto funcionamiento de unos sensores capaces de medir el avance de la corrosión y el biofouling en estructuras expuestas a entornos oceánicos. Una tecnología inexistente en el mercado actual, que permitirá a la empresa belga Zensor disponer de una solución innovadora para controlar con fiabilidad la vida útil remanente de los convertidores de energía renovable marina, así como de otras instalaciones offshore.

La investigación y el desarrollo de estos sensores forman parte del proyecto europeo MAT4OEC. Una investigación que lidera el Centro Tecnológico CTC, cuyo principal objetivo es mejorar la resistencia al medio marino de los materiales actuales y futuros, incrementando su confiabilidad y su capacidad de supervivencia. Alphatek, Degima, Mandiola Composites, Nova Innovation, Smartbay y Heab Marine Biotechnology completan el consorcio de esta iniciativa junto a Zensor y CTC.